La locución ha cambiado?

¡Si!, la locución ha cambiado, y mucho…

En los inicios de la radiodifusión, se cotizaban las voces elegantes, redondas, completas. Voces profundas para los hombres, cristalinas para las mujeres. Es por ello que ahora la locución ha cambiado.

Durante esos tiempos pasaba que el que no sacaba un trueno de la garganta, no servía para locutor. La que no tenía lengua de terciopelo, no servía para locutora. Y como la mayoría de los mortales tenemos una voz común, mediana, quedamos descalificados. Sólo unos pocos afortunados de las cuerdas vocales lograban hablar por el micrófono.

La realidad

El problema es que cuando oímos por la radio esas voces tan divinas, las admiramos, hasta nos sentimos acomplejados ante ellas. Y esa fascinación no hace más que reforzar el viejo prejuicio de que la palabra pública. Es un privilegio de los grandes, de las bellas, de los personajes importantes. Ahora existen “voces radiofónicas”. En la radio, como en la vida, hay sitio para todos los timbres y todas las formas de hablar.

En una radio democrática todas las voces son bienvenidas. El asunto es ver cuál se acomoda mejor a uno u otro programa. Una voz aniñada, que puede ser muy útil para actuar en una novela, no pega para leer el editorial. Una voz muy gruesa no sonará bien conduciendo el espacio juvenil. Y esta cuña sensual no la grabaremos con aquella voz destemplada. Cada pájaro en su rama y cada voz en su formato.

Cita Textual

La locución no es una ciencia. Tampoco una técnica que requiera larga escuela, ni un arte reservado a pocos privilegiados, que nacieron con un don.

Cuando nuestras abuelas nos contaban cuentos, se estaban comunicando mucho mejor con nosotros que algunos locutores que parecen ser profesionales. Y ella hablaba sin micrófono, pero sentía lo que decía, lo vivía, los transmitía con entusiasmo y con palabras imaginativas. Su voz quizás no era mejor que la tuya. Pero ¿es la voz la que hace al locutor? Uno de los problemas que cometemos es copiar los modelos de locución de la radio comercial, de la publicidad, tan acartonada y engolada.

  • Necesitamos una locución nueva para una radio
    nueva.
  • Necesitamos locutores que no solamente locuten,
    sino que sepan producir.
  • Que se relacionen con la vida cotidiana del pueblo.
  • Que trabajen en equipo, sin creerse estrellas.
  • Locutores y locutoras integrales. ¡Locutor, baja del pedestal!

NELSY LIZARAZO

¿Te interesa la locución?, echale un vistazo a este post! Locutor Vs. Voice Over 

1 comentario

Añade el tuyo →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.